HomeExpositores WOWCatalina Vallejo, fermentados y salud intestinal
wow

Catalina Vallejo, fermentados y salud intestinal

“En una hora, cinco personas habrán muerto debido a sus malos hábitos alimenticios, en Estados Unidos. Según la American Cancer Society, más de 50 mil personas morirán en el 2017 de cáncer colon rectal”.

Con estas impresionantes cifras, Catalina Vallejo, de la marca de productos fermentados The Greenest Me, dictó su charla magistral en Wow, aclarando que tomaba cifras de los Estados Unidos porque en el Ecuador se celebran todas las cadenas de comida rápida de ese país, cuyas propuestas culinarias no nos nutren.

Las cuatro últimas generaciones, dice, se han dedicado a quitarles años de vida a los jóvenes. “Nuestros niños vivirán 10 años menos que nosotros si continuamos con este mismo estilo de vida, debido a cómo estamos dejando el ecosistema y a los hábitos alimenticios que estamos heredando”.

UNA HISTORIA DE VIDA

Catalina es coach de salud integrativa y se especializa en mejorar la salud digestiva con la puesta en escena de los fermentados. Ella habla desde su propia experiencia. Cuando inició en este camino tenía 50 libras de más y casi tres décadas de vivir con un estreñimiento crónico de tres idas al retrete en un mes. Con el tiempo, su vida fue controlada por el humor de sus intestinos. Le costaba concentrarse en sus estudios y lo que más le molestaba era la falta de energía.

Hace seis años tocó fondo gastrointestinal con un diagnóstico de colitis aguda. “Como parte del tratamiento me hicieron una colonoscopia y endoscopia y me mandaron a tomar un líquido azul por 24 horas para limpiar los intestinos. A las 18 horas había perdido 14 libras. Fue increíble darme cuenta que había estado todo ese tiempo de mi vida llena de caca, dándole vuelta a los tóxicos en mi cuerpo sin botarlos. Además, el médico me recetó enzimas digestivas y como ya me entró la curiosidad empecé a investigar y descubrí que esas mismas enzimas están en los vegetales crudos, las hojas verdes, las hortalizas ¿Por qué el médico no me dijo que coma más vegetales?”.

CONOCIENDO EL PODER DE LA DIGESTIÓN

Catalina hasta ese momento no sabía que el 90% de la serotonina se produce en los intestinos. La serotonina es un neurotransmisor que se encarga de la estabilidad emocional, regula el sueño, el hambre, la ansiedad, la líbido (el deseo sexual). Así llegó a la conclusión de que “intestinos despejados para una mente despejada” y aprendió a escuchar los susurros de su cuerpo (dolores de cabeza, eczemas en la piel, tos, diarrea, estreñimiento), a valorar qué alimentos le hacían bien y qué otros no, identificó sus sensibilidades alimentarias y aprendió a manejarlas. Escribía lo que comía y su reacción.

Con prueba y error se dio cuenta de que su cuerpo le pedía una alimentación consciente, una alimentación acorde con el mundo, una alimentación viva y súper viva. Así hallo su propósito: fermentar el mundo para alcanzar salud digestiva, el motor de energía. “No es normal estar gaseoso todo el día. No es normal tener el estómago inflamado después de comer. No ir al baño en cuatro días no es normal. ¿A veces no tienes la energía para jugar con tus hijos? ¿No tienes la energía para compartir en familia porque estás agotado?”.

LAS BASES DE LA FERMENTACIÓN

Parte fundamental de su filosofía es que la educación intestinal, saber cómo funciona la digestión, es primordial. ¿Sabías que nacemos con enzimas digestivas limitadas? Si tenemos una nutrición con alimentos súper cocinados (el 90% de las enzimas digestivas mueren al calor) y pocos alimentos vivos, ricos en enzimas digestivas, el cuerpo las toma de sus reservas y con los años se va entorpeciendo la digestión.

¿Sabías que el cuerpo humano es más bacterias que células? En el intestino reside la mayor cantidad de bacterias. El equilibrio entre las  bacterias beneficiosas y patógenas es lo que nos permite estar saludables. Las bacterias, células y neuronas forman y fortalecen la mucosa intestinal, donde reside el sistema inmunológico, el aparato que nos protege de enfermedades, alergias y síndromes.

Por todo esto Catalina promueve una alimentación viva y súper viva, basada en estos principios:

  •  Es fundamental conocer el origen de tus alimentos. Conoce la tierra donde se cultivan y cosechan. Es en estos espacios agroecológicos donde conseguirás los alimentos vivos, ricos en enzimas digestivas, que tienen bacterias regenerativas que están en mayor cantidad que las putrefactivas.
  •  Pero estos alimentos eventualmente morirán. Como ser humano puedes tomar acción. Si los germinas y  fermentas los conviertes en alimentos súper vivos.
  •  Fermentado no es podrido. Son procesos bastante parecidos, sin embargo, las bacterias regenerativas ganan en un fermentado. La fermentación es un método ancestral de conservación de los alimentos, transforma y crea nuevos sabores, olores y texturas, nuevas experiencias culinarias.  Fermentas masajeando los vegetales con sal en grano, sacando su propio jugo y colocándolos en recipientes de vidrio. Los conservas en un espacio fresco, ni frío ni caliente, lejos del sol. Catalina dicta talleres de fermentación. Búscala en sus redes sociales, Facebook: Fermentados The Greenest me. Instagram: @thegreenestme.
  •  La fermentación potencia los beneficios de los alimentos y es un aporte al esfuerzo agroecológico de producir menos desperdicios. Si compro vegetales para dos personas y sé que a la larga se van a dañar ¿qué hago? Los fermento y tengo un vegetal por seis meses, un año.
  •  Los alimentos fermentados, siempre que sean producidos de forma natural y artesanal (sin calor ni pasteurización que matan las bacterias), aportan bacterias beneficiosas a los intestinos, están cargados de enzimas digestivas que nos ayudan a digerir otros alimentos y tienen una carga extra de vitaminas y minerales. Mejoran la digestión y combaten el estreñimiento. Es por eso que los alemanes agregan a sus platos repletos de embutidos su alimento fermentado ancestral, el chucrut, la col blanca fermentada, que les ayuda a digerir mejor sus comidas.

Tips para una vidadigestiva saludable

  •  Prueba alimentos nuevos. Ponte de meta incorporar a tu dieta un alimento nuevo al mes, así aprovechas todo el arcoiris de la naturaleza.
  • Una buena forma de empezar con los fermentados es con el chucrut. Estas tiritas de col blanca fermentada son recomendadas para los niños desde los seis meses, las personas con gastritis y colon irritable (la col naturalmente es un regenerador de la mucosa intestinal, si se la fermenta, esta característica se potencia) .
  •  Si no estás acostumbrado a los fermentados empieza con un consumo suave. Recuerda que tienen una carga probiótica grande. Estas bacterias llegarán a tus intestinos y se encontrarán con tus bacterias provocando quizás una pequeña pelea. Es posible que al inicio tengas gases o te provoque dolor de cabeza. Una cucharita diaria por siete días es ideal para adaptarte. Luego, una taza diaria de fermentados será la dosis perfecta.

Contactos: cata@thegreenestmefermentados.com. Facebook: Fermentados The Greenest me. Instagram: @thegreenestme.