HomeTendenciasRunning: ¿Cuál es tu límite?

Running: ¿Cuál es tu límite?

Por: Martín Sáenz. Sus logros más resientes: 1er lugar Parejas Urcu Trail 2 días 2016. 1er Lugar Categoría Trail Movistar 2016-2017. 1er Lugar Chota Trail 50km 2017. 26vo Lugar ULTRAPIRINEU 120KM España 2017. 1er Lugar Maxi Race CHINA 2017. 1er Lugar Chimborazo Extremo 2016 – 2017. 2do Lugar Papagayo 2017. 1er Lugar Chimborazo Extremo 2017. 1er Lugar Reto Salud varones 2017. 3 lugar campeonato Mundial Aventura ECU Huaira Sinchi 2014. CONTACTOS: Ig @martinsaenz79.

Hoy que está tan de moda correr es fundamental averiguar si lo estás haciendo de la forma adecuada y por las razones correctas. Esta es una guía para conocer tus limitaciones y enfren – tarlas. Aprender y buscar nuevos desafíos.

Cuando Martín Sáenz habla de correr sabe bien lo que dice. A lo largo de 20 años en el deporte y las competencias, ha comple – tado más de 15 carreras de trail running de más de 50 km. Ha acumulado 1200 km en carrera, 45 mil en entrenamiento y 40 mil metros de desnivel positivo. A esto se le suman ocho mundiales y 45 carreras de aventura, 1680 horas en com – petencia.

Junto al deporte, ha cumplido mucho sueños, entre ellos conocer 17 países en los cinco continentes. Y superar grandes limitaciones, como aquella lesión que tuvo de adolescente y que le sentenció medicamente a jamás poder hacer de porte. Sin embargo, con motivación y constancia volvió al ruedo como ciclista, corredor de carreras de aventura y trail running.

A lo largo de los años, Martín ha descubierto que lo más importante a la hora de dedicarse al deporte es el balance, entre el entrenamiento específico, el entrenamiento comple – mentario y el descanso. La coherencia entre los sueños y el proceso de formación deportiva que se debe seguir sin peros para hacerlos realidad. Recuerda cuando hizo por primera vez la UTMB.

Llegó sin la experiencia necesaria y el desgaste físico con el que tuvo que lidiar por dos años: lesiones de pie y de espalda. Desde estas experiencias, Martín te invita a reflexionar sobre las verdaderas razones por las que corres. Después de todo son estas las que te permitirán estar motivado, ser constante y convertir al running en un verdadero estilo de vida, una reflexión muy importante sobretodo ahora en la que está tan de moda correr, pero no siempre resulta saludable.

¿Cuáles son los límites a los que nos enfrentamos?

“Para descubrir tu verdadero potencial, primero debes encontrar tus propios límites y entonces debes tener el valor de ir más allá de ellos”. Picabo Street

Físicos:

  • No realizar un entrenamiento integral. A tu entrenamiento específico de running debes sumarle entrenamiento de fortalecimiento y estiramiento, guía nutricional, fisioterapia, un control médico previo, como base.
  • No escuchar a tu cuerpo. El entrenamiento debe estar adaptado a cada persona y a sus objetivos. Recuerda que todo es un proceso. No hace falta adelantar el tiempo, las carreras siempre van a estar ahí.
  • Enfocarse en la cantidad y no en la calidad. A veces por sumar kilómetros descuidamos lo más importante: la técnica del ejercicio o el deporte, fundamental para evitar lesiones y mejorar sostenidamente el rendimiento. El cansancio acumulado puede ser un factor para abandonar.
  • Realizar entrenamientos repetitivos. No basta con solo correr, hay que fortalecer el cuerpo de manera integral. Busca apoyo de un coach.
  • Falta de descanso y aumentar los niveles de estrés. El deporte no es salud por si solo. Si abusas y no añades otros factores como actividades de relajación, buena nutrición y buen descanso, podrías caer en un cuadro de sobre entrenamiento con consecuencias graves a nivel fisiológico (aumento de la tasa cardiaca, de la presión sanguínea, mayor sudoración, náusea y vómitos, tensión muscular), psicológico (confusión, incapacidad para tomar decisiones, irritabilidad, pensamientos negativos, sensación de fatiga, incapacidad para concentrarte) y comportamental (bostezos, repetidos, morderte las uñas, temblores). Lo esencial es que la actividad, el deporte o el entrenamiento que realices resulte placentero y no sume más estrés al organismo.

Mentales:

“Se puede motivar con el miedo, se puede motivar con la recompensa. Pero esos dos métodos son sólo temporales. La única cosa duradera es la auto motivación”. Homer Rice

  • Falta de motivación. Cuestiónate ¿Por qué haces esto? Auto motívate constantemente. Rodéate de cosas o detalles que te mantengan motivado como fotografías de las personas a las que admiras, lugares que quieras conocer. El objetivo de mantenerte motivado no será ganar cada competencia sino hacer del running un estilo de vida, es decir, que de aquí a 10 años sigas corriendo y disfrutando.
  • No entrenar la mente y la tolerancia al dolor. En el mundo del deporte y la actividad física hay que estar dispuestos a sentirse incómodos. Controlar la mente es fundamental. Cuando sientas dolor recuerda por qué haces esto. Un consejo de oro también es centrar la mente en cada actividad que cumplas en el día. Si estás en el trabajo, concéntrate en el trabajo. Si estas con tu familia, no pienses más que en tu familia. Si estás entrenando es momento de estar conectado con tu cuerpo y el entrenamiento.
  • No tener objetivos claros. Parte primordial de la motivación es tener claro hacia dónde vas, anhelar algo, trabajar para alcanzarlo. Si tu meta es adelgazar, ponte objetivos más específicos.
  • Falta de tiempo. Para un deportista aficionado hallar tiempo para el deporte en medio del trabajo, la familia y los amigos resulta difícil, pero no imposible.
  • Presión social. Ahora con las redes sociales es común tener encima una presión innecesaria. Cada paso que des hazlo por ti. Dale más importancia a la experiencia que al espíritu competitivo.