HomeTendencias¿Qué hay de espectacular en la natación?

¿Qué hay de espectacular en la natación?

Por: Andy Páez. 22 años como deportista profesional de natación.15 años como formador de deportistas en natación. Participó en cuatro campeonatos mundiales. Curso de Alto Rendimiento en Natación México 2016. Participaciones en torneos y entrenamientos nacionales e internacionales con deportistas juveniles QTGC. Participación y dirección en IRONMAN 70.3 Ecuador. Gerente Deportivo de AQUATIX CLUB SPA. CONTACTOS: andypaez27@hotmail.com/ 0995091567.

Con múltiples medallas de oro y 33 récords nacionales batidos cuando competía como nadador profesional, Andrés Páez nos habla de las bondades de la natación, que la convierten en un complemento poderoso para cualquier deportista.

Muchos pretenden aprender a nadar en un periodo extremadamente corto, pero lo cierto es que se necesita de seis a ocho meses de entrenamiento para aprender efectivamente a nadar, más allá de flotar. Este es el tiempo prudente para no solo aprender a nadar, sino para conocer la técnica y entrenar en zonas deportivas que te permitirán mejorar sostenidamente. Entonces estarás listo para plantearte un objetivo claro.

¿Qué hay de espectacular en la natación? Esta disciplina tiene un impacto profundo en:

Nuestra salud física…

  • Retrasa el envejecimiento.
  • Mejora la circulación sanguínea.
  • Los músculos trabajan de cinco a seis veces más en comparación a otros deportes.
  • En una hora de natación quemas entre 300 a 400 calorías y puedes llegar a quemar hasta 1500 calorías según la carga deportiva.
  • Tonifica todo el cuerpo.

Nuestra salud emocional…

  • Ganas confianza
  • Motivación
  • Relajación

Además la natación complementa perfectamente al montañismo, ciclismo, trote, triatlón, a cualquier otra disciplina. Después de entrenar tu deporte favorito, practicar natación te ayudará a aflojar los músculos.

Preparándote para la natación

Existen tres partes técnicas que debes considerar: medica, emocional y deportiva.

Monitorea tu salud antes de iniciar: Quienes se interesan por esta disciplina, generalmente, inician al revés. Se compran el mejor terno de baño, las aletas, el wetsuite, las paletas, la liga de tierra, de agua, cuando lo realmente importante es iniciar con un chequeo médico general, que refleje la condición del corazón. Con los resultados del examen médico, el coach puede determinar desde el nivel que parte el entrenamiento, dependiendo del objetivo.

El factor emocional: Maneja adecuadamente tu tiempo. Siempre será importante tener el apoyo de la familia y flexibilidad laboral para estar tranquilos emocionalmente durante el entrenamiento. La natación es un deporte que requiere de mucha energía emocional, paz para que el cuerpo fluya en el agua. Ve a los entrenamientos con el objetivo de esforzarte para evolucionar. Sin embargo, sé flexible con tus entrenamientos, sino lograste completar un día ajunta el plan pero no permitas que el estrés te estanque.

Cómo iniciar en el camino deportivo: Hoy existen miles de juguetes para utilizar en la natación y que juran mejorar tu técnica y rendimiento, mucho es más marketing que realidad. El equipo esencial está compuesto por tabla, paletas acordes a tu mano, aletas cortas (no de buceo ni mariposa). Esto es lo básico para mejorar la funcionalidad del cuerpo, evitar lesiones, aprender a flotar correctamente y entonces nadar y mejorar tu rendimiento en el agua paulatinamente.

Entonces podrás plantearte objetivos claros y alcanzables. En el Ecuador hay cruces muy bonitos como Bahía- San Vicente, Chongón en Salinas y el que es parte del IRONMAN 70.3 en Manta. Los cruces más populares son los del Lago San Pablo, Cuicocha, Yahuarcocha, con aguas entre 13 a 15 grados de temperatura. Recuerda que enfrentar este tipo de retos no es solo un tema de entrenamiento sino de pasión, realizarlas te permiten evolucionar como ser humano y deportista.

Los componentes de un entrenamiento eficiente

Calienta: De 5 a 10 minutos fuera del agua y de 5 a 10 minutos dentro del agua para activar tu sensación acuática.

Haz tu entrenamiento específico: Trabaja la técnica para detener el envejecimiento. Entrena solo brazos, luego solo piernas, luego brazos y piernas.

Busca tu posición correcta en el agua: Mejora tu posición en el agua de forma natural junto con la respiración. Se aplica la corrección funcional de la natación según cada cuerpo, acelerando la evolución.

Entrena en zonas de entrenamiento: Es decir, según las capacidades aeróbicas y anaeróbicas. Es necesario dosificar el esfuerzo para mantener la técnica. Por ejemplo, si haces 3000 metros de un solo golpe, no estás dosificando, estás propiciando cansancio y haciéndote más lento. Para optimizar el entrenamiento habría que aplicar, por ejemplo, una serie de 1000 partida: un 5 de 100, a zona 1, en tantos latidos (140), y un 500 metros que se va a trabajar en zona 3 (más alto que tu ritmo de competencia). En cada 100 habrá 15 segundos de descanso y después del 500, dos minutos de descanso. Todo eso se repite en tres series. Entonces el entrenamiento se vuelve más cómodo, eficiente, te oxigenas. Evitas el estrés innecesario.

Afloja: Enfríate después del entrenamiento. Entrena el corazón, recuerda que es un músculo y debes enseñarle a relajarse. Termina con un nado suave de 5 minutos para que te oxigenes mediante estos movimientos naturales . Si no aflojas acumularás ácido láctico que se cristaliza y se convierte en veneno para el organismo.

Rompe mitos

  • No existen las cualidades físicas perfectas en un nadador, sino la funcionalidad de cada cuerpo, es decir la adaptación individual al agua según los objetivos. Si eres pequeño y quieres dedicarte a la velocidad lo puedes lograr.
  • La natación no está relacionada con las alergias. No empeora el asma, la sinusitis o las reacciones alérgicas en la piel. Al contrario, más bien muchos superan estos cuadros a través del deporte.
  • No hay enfermedad o discapacidad que impida hacer natación. Con la guía adecuada de un coach es posible.