HomeEntrenandoDanza aérea, ganando conciencia corporal

Danza aérea, ganando conciencia corporal

Esta disciplina es común en los actos cirsences, pero la gran ganancia física, una combinación perfecta de fuerza, flexibilidad y equilibrio, la han convertido en toda una tendencia fitness. Crossfiteros, triatletas, escaladores, bailarines suelen unirse a sus filas, pero ¡ojo! Si te estás estrenando en el mundo activo y te gusta la adrenalina esta puede ser tu opción de oro.

Producción: Cristina Guzmán. Fotos: Joshua Degel. Agradecimientos: AErial Fitness Center / Mercedes Hernández, Gabriela Taleb y Valentina Romero.

Gabriela Taleb toma la tela verde, larga. Coquetea, juega con ella. Poco a poco, la anuda entre sus piernas, sus brazos, su cuerpo. Se impulsa. Sube y sube. Logra movimientos tan armónicos que parece que estar ahí arriba no requiere de esfuerzo. Su silueta danza. Piernas y pies, manos y brazos, amplios, graciosos. Cabeza, cuello, espalda y abdomen esbeltos. Ese gran esfuerzo físico integral por un par de minutos se convierte en arte para los ojos.

Pero aunque sin duda hacer lo que hace Gabriela requiere mucho tiempo de preparación, CUALQUIERA PUEDE EMPEZAR A VOLAR JUNTO A UNA TELA O A UN ARO en cosa de 8 a 10 clases. Claro que a una distancia prudente del suelo.

Al menos así lo dice Mercedes Hernández, la promotora de la danza aérea en Guayaquil, y copropietaria junto a Taleb de AErial Fitness Center (www.aerialecuador.com. @aerialsilksecuador. @aerialfitnesscenter). “Para iniciarse en este mundo no se requiere de preparación física. Empezamos siempre con el nivel más básico que es muy cerca del piso y con un nudo hecho con el que vas ganando fuerza con la tela. El tiempo con el nudo depende de cada persona…Luego lo quitamos y a escalar”.

LA DANZA AÉREA ES TRABAJAR CON EL PROPIO PESO, es mover varios músculo del cuerpo en simultáneo. Es ganar conciencia, ganar flexibilidad y coordinación. Allá arriba, los practicantes se notan libres. Pero esa destreza se cosecha con paciencia, como todo en el mundo del fitness.

Andrea Castillo es instructora de esta actividad y además escaladora. Su amor por la roca inició hace una década y su encuentro con las telas y la lira hace 6. “Antes de conocer la danza aérea mi nivel de escalada estaba estancado. Me faltaba fuerza en todo el cuerpo. Una vez que empecé a combinar ambos entrenamientos mi desempeño deportivo mejoró. Supere muchos miedos, que incluso bloqueaban mi cabeza al momento de escalar”.

Aunque la danza de las expertas sea visualmente hipnótico por su belleza, para quienes observamos de lejos pensar en la posibilidad de ‘volar’ tomado de una tela o un aro es intimidante. Pero justo para saltar ese muro mental HAY UN TRABAJO ESPECÍFICO ESENCIAL EN CADA UNA DE LAS CLASES: LA CONCIENCIA CORPORAL. “Un ser humano promedio que nunca ha realizado acrobacia está acostumbrado a caminar. Con el trabajo de conciencia coporal buscamos que el cuerpo se sienta igual de cómodo con otras posturas, volando”, dice Castillo.

En el estudio de AErial Fitness Center se complementa la formación de los practicantes con YOGA Y HOT POWER YOGA. Ambas trabajan, nuevamente, la conciencia del cuerpo y la respiración, pero la segunda, según Hernández, libera toxinas que permiten ganar flexibilidad y llegar a las posturas con mayor facilidad. Además, para hacerlo más apasionante, forma en LÍRICO Y EXPESIÓN CORPORAL. “No solo se trata de hacer trucos sino de contar una historia con la danza”.

Si te has animado por este entrenamiento, LOS MEJORES CONSEJOS son la constancia en por lo menos 3 veces por semana, dos horas al día. Un toque de fluidez dancística te permitirá sacarle el jugo. Y por supuesto debes escoger un lugar idóneo para entrenar bajo estrictas medidas de seguridad: colchonetas para alto impacto con un grosor de 25cm. Una estructura de alta resistencia para peso estático y en caída. Y tener un grupo de expertos certificados.

¡Suerte y a volar!