HomePortadaCape Epic, su gran enseñanza: “Todo es posible”

Cape Epic, su gran enseñanza: “Todo es posible”

Cinco equipos flamearon la bandera del Ecuador en la Cape Epic, en Sudáfrica, la competencias de ciclismo de montaña (MTB) considerada la más fuerte del planeta. El equipo mixto de Ana Isabel Idrovo y Felipe Egües obtuvieron el quinto lugar en su categoría, un resultado histórico. Nos cuentan su experiencia.

Fotografía: Soledad Rosales. Asistente de fotografía: Sofía Córdoba. Producción: Diana Contag. Fotos de la Cape Epic: cortesía de los ciclistas.

“En mi primer Cape Epic, hace casi dos años, recuerdo haberme levantado a las 4:40 a.m, después de cinco días de pedalear aproximadamente 100 km diarios, con callos en las manos, rodillas parchadas, estómago flojo, rabo escaldado, durmiendo en una carpa y todavía me faltaban tres días más. Yo casi no podía ni caminar por el dolor de las rodillas y entonces, mientras me preparaba para un día más de carrera, pensé: “Esto es demasiado, no sé si pueda terminar. No lo vuelvo a hacer”, cuenta Ana Isabel Idrovo en su blog personal.

Sin embargo, al octavo día, con 750 km recorridos, cruzó la meta, junto a Felipe Egües, su compañero de equipo, en puesto 18 de su categoría, con un tiempo total de 44h59:52.1. Tenían que regresar.

Con ese objetivo en la cabeza empezaron a entrenar y la gran noticia llegó: salieron sorteados en mayo del 2017 para participar en la edición del siguiente año. Y como ya sabemos todos, en su segunda participación en la Cape Epic 2018, lograron un quinto lugar en su categoría, alzándose en el podio en las tres últimas etapas: un tercero, segundo y primer lugar respectivamente. Una escalada monumental.

Ana Isabel y Felipe llevan tres años corriendo como equipo.

¡Visualiza y lo lograrás!

 Ana, de 33 años, es psicóloga deportiva, madre de dos niños, ciclista desde los 7 años, corredora a nivel internacional de bicicross, XCO, Downhill y XCM. Felipe, de 34, es comunicador corporativo, ciclista desde hace 12 años con especialidad en XCM.

Llevan tres años corriendo como equipo, sus podios en competencias nacionales son recurrentes, y desde que cruzaron la meta de la Cape Epic en 2016 se entrenaron para volver a esta experiencia extrema. Solo en 2017 y como entrenamiento fueron por los podios de El Chimborazo Extremo, Tour Montaña Zuleta, Tour Montaña Papagayo, La Ruta del Plátano y Desafío Troncal.

Su entrenamiento consistía en ciclear a diario, completar salidas entre 60 y más de 120 km, que les llevaban 5, 6,7, 8 horas, en medio del frío, la noche y dormidas a la interperie. Su intención fue no solo preparar al cuerpo sino a la mente. Desde que se enteraron de que salieron favorecidos en el sorteo arrancó el entrenamiento específico. Felipe, desde Quito, seguía planes dirigidos por Daniel Roura, con cicleadas diarias de dos a tres horas, y fines de semana con salidas de 90 y 100 km. Ana, desde Cuenca, se entrenó sola.

Todo esto lo complementaron con visitas al gimnasio, que no son su actividad favorita, pero que saben son sumamente importantes, especialmente para Ana que batallaba con una lesión en su rodilla, que por cierto no le molestó para nada en su segunda Cape Epic. Está 100% recuperada.

“El tiempo que le dedicábamos a la preparación fue largo. Tuvimos que sacrificar tiempo con los amigos y la familia para poder cumplir con los entrenamientos que fueron muy exigentes y concentrarnos en la meta: ser top 10 de la carrera de ciclismo más importante del planeta”.

Estas fueron algunas de las salidas que realizaron:

  • Cuenca – Soldados- Pedernales – Girón :  123 km , 8h25 de pedaleo, 3521 de desnivel.
  • Cuenca – Pedernales –Yunguilla : 126 km , 8h27 de pedaleo , 3417 de desnivel.
  • BikePackin Cuenca – Aguarongo : 60 km , 5 horas de pedaleo, 1700 de desnivel.
  • Cuenca- Tres Cruces – Cochapamba- Molleturo- Cuenca : 120 km , 6h59 de pedaleo, 5373 de desnivel.
  • BikePackin: Cuenca- Ingapirca ( por las rieles del tren ): 113 km , 7h02 de pedaleo, 2806 de desnivel.

Enfrentándose a los desafíos de Sudáfrica

 Ya sabíamos lo difícil y dura que es esta competencia y nos costaron mucho los primeros días con etapas de 120 km y con muchos planos”. Ambos confiesan que su debilidad son, efectivamente, los planos, pero su gran ventaja en la Cape Epic fueron las etapas con subidas empinadas y técnicas en donde ganaron puestos. Las subidas y bajadas son su gran fortaleza.

En competencia su mayor desafío fue mantener la calma, disfrutar y no presionarse por las posiciones. “El primer día tuvimos un prólogo espectacular con un top 5, no lo podíamos creer, pero entonces empezó la presión por mantener esa posición y al segundo día no aguantamos, perdimos nuestro pelotón y fueron 110 km de sufrimiento. Llegamos destrozados y sin ánimos porque bajamos a la posición 14”.

Fue ahí que peso su excelente trabajo en equipo. Felipe es el que estudia la carrera, planifica, es un estratega. Jala a Ana en los infernales planos. Mientras que Ana es una maestra en las bajadas y alienta a Felipe a acelerar el paso. A él le gusta hablar mucho, ella prefiere el silencio. Saben qué decirse y que no durante la competencia. Sin duda, la confianza y la experiencia de correr juntos fue clave en esta ocasión.

“La mejor de todas las anécdotas fue en la gran final. Queríamos volver a subirnos en el podio en la etapa más importante. Salimos inspirados, pasamos a todos los equipos y nos decían: “no van aguantar ese ritmo”. Felipe tenía una fuerza increíble y me empujaba con todas sus fuerzas, estaba ansioso por llegar a la meta. ¿Saben por qué? porque al cruzarla se arrodilló, sacó un anillo, que lo tenía guardado en el bolso de herramientas, y me pidió que sea su esposa.  Entre la emoción de terminar primeros, el cansancio excesivo y la propuesta, no podía ni responder y fue cuando todos los camarógrafos llegaron, y ya una vez más tranquila le pude decir que sí”.

El deseo de este gran equipo mixto es seguir preparándose para participar en carrera épicas por todo el mundo como La Leyenda del Dorado, en Colombia, y el Montrail Trans Alps, en Suiza. Además quieren seguir siendo voceros para masificar el ciclismo en el país, organizando eventos y promoviendo que más gente conozca esta disciplina y la practique.

RESULTADOS ECUATORIANOS

 Este año Ecuador estuvo muy bien representado, con equipos fuertes que culminaron con éxito los ocho días de competencia que acumularon cerca de 700 km.

Categoría mixta 

Equipo   Tiempo
Cikla Toscana
Ana Isabel Idrovo y Felipe Egues 35:54.34,5
Tiempo Cape Epic 2016: 44:59. 52,1.

Categoría Hombres 

Equipo   Tiempo
Terranova Hornero
Gustavo Peñaherrera y Sebastián Naranjo 33:36.30,8
JAC Motors
Juan Roldán y Xavier Coello   33:44.46,7
Ecuador- Austria
Nicolás Fernández y Martín Luzuriaga      41:36.39,4

Categoría Máster 

Equipo         Tiempo
Specialized Ecuador
Pedro Vintimilla y Juan Almeida 39:06.14,8

 

SOBRE LA COMPETENCIA

  • La Absa Cape Epic es considerada como “el Tour de Francia” del ciclismo de montaña.
  • Son ocho días de carrera, acumulando cerca de 700 km.
  • Se realiza anualmente en Cabo OccidentalSudáfrica.
  • Está acreditada por la Unión Internacional de Ciclismo (UCI, por sus siglas en inglés).
  • La próxima fecha: del 17 al 24 de marzo de 2019.