HomeActualidad¡Estás saboteando tus resultados deportivos!

¡Estás saboteando tus resultados deportivos!

Por Gabriela Viteri Ayala/ @gviterinutricion. Teléfono: (04) 2834561, Guayaquil.

Haces y haces ejercicio y no consigues los resultados que esperas. No bajas de peso, no ganas masa muscular o no mejoras tus resultados deportivos. Quizás es hora de que evalúes tu nutrición. ¿Saboteas tu entrenamiento con tu alimentación diaria? ¿Cometes continuamente estos errores que nuestra experta nombra a continuación?

Comer sin tomar en cuenta tu nivel de actividad física

Cada persona tiene requerimientos distintos.  Debemos acudir a un profesional para que nos ayude a encontrar un plan alimenticio idóneo de acuerdo a nuestro perfil: edad, sexo, actividad física… Además, se debe tener en consideración el objetivo. Una persona que quiere bajar la grasa no puede comer igual a una persona que está manteniéndose, al igual que una persona entrenando para un triatlón no puede comer igual a una persona que está yendo al gimnasio durante una hora diaria.  Tanto la ingesta calórica como la ingesta de macronutrientes deberá ser calculada en base a el entrenamiento y el objetivo personal.

Comer poco o demasiado

Algunas personas  creen que comer poco los llevará a la pérdida de grasa. Sin embargo, comer escasamente en relación a las necesidades reales genera pérdida de masa muscular.  Debemos recordar que el cuerpo es una máquina perfecta y necesita energía para todas las actividades que se realizan durante el día, tanto interna como externamente. Aprende a comer lo justo y necesario en base a tus requerimiento diarios.

No concentrarse en la calidad de los alimentos

Existen dos objetivos que cumplir si queremos una buena nutrición: calidad y cantidad.  Si nos enfocamos únicamente en cantidad y no cuidamos la calidad de los alimentos, no estaremos cuidando nuestra salud a largo plazo.  Un plato de frutas, verduras, proteínas y arroz integral no es lo mismo que un plato lleno de frituras, azúcares y bollería.  Las calorías podrán ser iguales, pero la calidad de estas calorías y el impacto que tendrán en el cuerpo y las hormonas son completamente distintas.

No desayunar

No recomiendo salir de casa sin desayunar.  El metabolismo amanece lento después de un largo periodo de ayuno. Si mantenemos ese periodo es posible que provoquemos una pérdida de masa muscular y que al cabo de unas horas (sin haber comido) no tomemos decisiones sabias sobre la comida, sino que queramos comer lo primero que encontremos. Las comidas deben ser planificadas, ordenadas y sobretodo altas en cuanto a  su calidad nutricional.

Fijarse únicamente en el peso (balanza)

Fijarse únicamente en el peso es uno de los errores más grandes en aquellas personas que quieren un cambio en su composición corporal.  El peso está compuesto por tejido magro (músculo), tejido graso (la grasa) y agua.  Una persona puede pesar lo mismo en diferentes etapas de su vida y tener dos cuerpos completamente distintos y esto se debe a que una libra de músculo y de grasa lucen completamente distintas en el cuerpo.  Por ejemplo, si después de una semana de seguir un plan nutricional, la persona incrementó una libra de masa muscular (con dieta adecuada y ejercicio) y bajo una libra de grasa corporal, su peso seguirá siendo el mismo, pero su composición corporal estará empezando a cambiar y su porcentaje de grasa será menor.  Olvidémonos de las balanzas, acudamos a un profesional que tenga el equipo indicado para hacer mediciones corporales. Midámonos en la ropa o tomémonos fotos para  notar los progresos. Apoyarse únicamente en la balanza es un grave error.

La calidad de las calorías y el impacto que tendrán en el cuerpo y las hormonas son completamente distintas si es que provienen de alimentos naturales y de alimentos chatarra. 

Sobreentrenar

El sobre entrenamiento es contraproducente para cualquier atleta, el cuerpo necesita recuperarse y es en esta etapa de descanso cuando los músculos se desarrollan.  Debemos no solamente dormir bien cada noche, sino, también, dejar suficiente tiempo de descanso entre un entrenamiento y otro para no llegar a este punto del sobre entrenamiento que no hará más que dejarte exhausto y bajar tu rendimiento.

 

Pensar que porque todo lo que comes es light es suficiente

Los alimentos light no son más que un alimento reducido en un 30% de las calorías, sodio, grasa… comparado con el producto original.  Comer light no es sinónimo de pérdida de peso, es más tendría especial cuidado con muchos productos light ya que estos están llenos de aditivos, preservantes y químicos, que no favorecen a la salud.

Esforzarte de lunes a viernes y el fin de semana comer todo lo que no comiste entre semana

Si tienes el objetivo de aumentar masa muscular o perder grasa, debes apegarte a tu plan alimenticio.  Si de lunes a viernes lo haces bien pero el fin de semana te descuidas del todo, no lograrás ver los resultados que esperas.  Tu plan debe empezar de lunes a domingo al principio. A medida que pasan las semanas podrías volver al plan un poco más flexible, teniendo una o dos comidas libres a la semana (dependiendo de si estás o no encaminado para lograr tu objetivo y si lo estás logrando).  En todo caso, llevar un estilo de vida entre semana y otro el fin de semana es bastante contraproducente. Si lo estás haciendo de esa manera te invito a analizar ¿cómo estás comiendo entre semana?.  Si estás exigiéndote demasiado, comiendo muy poco, dejando a un lado algún macronutriente…. entonces lo estás haciendo mal.   Un plan alimenticio debe ser variado, balanceado y no debería matarte de hambre.