HomeFitnessDiario de entrenamiento. ¿Por qué es una herramienta indispensable?

Diario de entrenamiento. ¿Por qué es una herramienta indispensable?

Tus patrones de rendimiento no pueden ser medidos de un día para el otro. Cuando sabes llevarlo con precisión y constancia, un diario de entrenamiento, puede convertirse en tu coach personal y hasta en tu bola de cristal. Aprende a utilizar esta magnífica herramienta de evolución deportiva.

El éxito deportivo, la consecución de triunfos y metas no es más que la acumulación de un día más un día, más un día de entrenamientos, los mismos que, de repente, se convierten en una temporada completa, en tres meses, en un año, en una medalla o un gran ascenso. Cuando el entrenamiento no tiene un objetivo o una motivación específica, se puede realizar de manera espontánea y libre. Sin embargo, cuando entrenar es un asunto más “serio” o “profesional” o cuando, sencillamente, se busca llegar cada vez más lejos en el trabajo deportivo, es importante contar con una herramienta que nos permita cuantificar nuestros logros y llevar un registro detallado de las cosas que estamos haciendo y los resultados que están arrojando. Según la revista Furthermore, hay suficientes estudios para afirmar que escribir ayuda a los deportistas a superar derrotas, reducir los pensamientos improductivos y dormir más profundamente. Te sorprenderá el número de atletas que utilizan esta herramienta para mejorar su desempeño.

Hay varios tipos de diarios de entrenamiento. Mikey Olzkinski de Purplepatch Fitness es uno de ellos. “He estado monitoreando mis entrenamientos por doce años. Solía ser un hábito digital, pero por los tres o cuatro años, me empecé a sentir abrumado por la constante exposición tecnológica y decidí cambiar al papel. Siento un genuino disfrute y alivio al observar mi proceso de entrenamiento escrito en un papel. Juro que me mantiene cuerdo”. Hay quienes los utilizan como meros planes de entrenamiento y en donde se anota, únicamente, el tipo de ejercicios que se harán durante ese día. Sin embargo, si lo que quieres es llegar más lejos, proponemos la creación de un pequeño libro (también puede ser un bloc de hojas en blanco que vayas acumulando en una carpeta, si te resulta más práctico y cómodo), que contenga toda la información pertinente a tu trabajo deportivo:

Datos básicos:

Cada día debe contener, para empezar, los datos básicos del entrenamiento, para poderlo identificar con facilidad: fecha, tipo de entrenamiento y duración. Asimismo, en la primera hoja del “libro” debería estar anotada la información general de tus características físicas: edad, altura, peso, medidas e información médica pertinente. Tu peso y medidas deberían volver a anotarse en la primera página previa a cada mes nuevo, para poder identificar los cambios en los mismos. Si el entrenamiento es uno de trote, es importante anotar el número de kilómetros. Si es entrenamiento funcional específico, entonces es importante anotar el número de repeticiones o cualquier dato que resulte decidor de cuánto se entrenó realmente ese día.

Datos físicos diarios:

Frecuencia cardiaca: para medirla, puedes utilizar un reloj de entrenamiento con pulsómetro, o calcularla usando la fórmula de Frecuencia Cardiaca Máxima, tomándote el pulso. Asimismo, podrás calcular el número de calorías consumidas, con la misma herramienta, o usar una calculadora de calorías aproximada de las muchas que se encuentran online hoy en día, de acuerdo a la actividad que hayas realizado. Si eres mujer, también es importante que anotes el día del ciclo menstrual en el que te encuentres, para tener presente la relación entre tu momento hormonal y tu desempeño deportivo.

Mente

Lo que sucede en tu mente y tus emociones es tan importante como lo que pasa en tu cuerpo. Cada día es necesario anotar qué emoción prevalece durante el entrenamiento: euforia, ansiedad, temor, cansancio, desmotivación, etcétera. También es útil anotar si el entrenamiento lo has realizado por tu cuenta, o en compañía de alguien más (todo influye).

Detalles del entrenamiento

Si bien en el título de cada día ya habrás indicado qué tipo de entrenamiento estarás realizando ese día , es importante que desgloses esta información tanto como te sea posible. Algunas de las variables pueden ser: ritmo, intensidad, características del lugar de entrenamiento, del terreno, de la pista, del espacio y, de ser pertinentes, puedes anotar elementos como fuerza, velocidad, resistencia, postura, potencia y capacidad de recuperación.

Itinerario

Si el entrenamiento incluye una salida, ya sea un ascenso, un recorrido de trail, bicicleta o trote, es necesario incluir los detalles del lugar que se está visitando y nombrarlo por el sitio que se visita.

Zapatos y equipo

Identificar el tipo de equipo que estás usando ese día también será útil para saber si está funcionando apropiadamente. Si sales a correr, los zapatos serán una parte primordial del entrenamiento y es importante que anotes, de la manera más detallada posible, la forma en que te sirven durante el entrenamiento (presta atención a factores como adherencia, protección del pie, suavidad en la plantilla, sujeción del pie, entre otros). Asimismo, si vas a subir una montaña, o a salir en bicicleta, se debe anotar el desempeño de cada herramienta, para saber si se necesita hacer un cambio o mantenimiento.

Condiciones climáticas

Anotar el clima de cada día te podrá indicar qué tanto estás dejando que este factor afecte o no tu desempeño. Asimismo, puedes notar que a tal hora del día eres más o menos fuerte que en tal otra.

Combustible

Contar con una descripción detallada de las calorías que ingeriste, las cosas que comiste durante el entrenamiento, incluyendo suplementos, geles, vitaminas, etcétera, así como la cantidad de agua que tomaste, te ayudará a establecer una relación entre tu desempeño y el manejo de “combustible” de tu cuerpo, así como de descubrir qué tipo de alimentos pueden generar impacto positivo o negativo.

Logros

Para mantener arriba la motivación, y para identificar con mayor claridad esos momentos en que tu cuerpo rompe barreras importantes, (porque te pueden llevar a momentos cada vez más significativos), es necesario dejar espacio para tus logros. Finalmente, es importante que se mantengan la disciplina y la constancia. Un diario debe llevarse todos los días, o perderá su propósito. Si un día no te sientes con ánimo de escribir, escribe lo máximo que te sea posible anotar, pero no dejes una página en blanco. No sabes cómo una frase puede quedarse en tu inconsciente y cambiarlo todo: “Hace dos años, escribí en mi diario que lograr una carrera de 5K en 16 minutos sería un ícono en mi desarrollo. Esa anotación se quedó en mi cabeza y me mantuvo motivado todos estos años”  asegura Mikey. 

Fitness Body Builder Challenge