HomeEntrenandoCuatro pilares de una carrera de trail

Cuatro pilares de una carrera de trail

¿Cómo prepararte?

Antes de la carrera

-Mantén un entrenamiento consistente, que implique trabajo de fuerza, flexibilidad, funcional y cualquier otra disciplina.
 
-Progresa, poco a poco, en las distancias. Primero participa en distancias cortas para luego ir por distancias de 40 kms.
 
-Busca la ayuda de un entrenador que te guíe correctamente para evitar lesiones y que la experiencia sea agradable y divertida.
 
-Con miras a la competencia, analiza la ruta para programar tu entrenamiento en cuanto a volumen, tipo de terreno, inclinaciones, etc. El entrenamiento debe ser lo más parecido a lo que será la carrera.
 
-En la semana previa recupera, estira, disfruta de masajes de descarga y come sanamente. Hidrátate y duerme muy bien.

El equipo correcto
 
-De acuerdo al análisis de la ruta realiza la elección del equipamiento. Por ejemplo, si la ruta es técnica y tiene lodo, elige unos zapatos con buen labrado.
 
-De acuerdo a la inclinación y la cantidad de desnivel positivo y negativo decide si llevar o no bastones. Los bastones ayudan a descargar el esfuerzo de las piernas y equilibrar con la fuerza de los brazos. Si has entrenado con bastones, será un punto a favor, pero si no los has usado antes, es preferible no arriesgarse porque pueden estorbar más que ayudar.
 
-Usa mochila o un cinturón según la distancia y tu comodidad.
 
-Elige las medias con cuidado. Es preferible que sean delgadas, sin costuras y especiales para trail, que sean al menos hasta media canilla para protegerte de espinos.
 
-Recuerda no usar nada nuevo el día de la carrera, solo aquello que has usado en entrenamiento. Eso incluye geles, gomitas o cualquier alimento nuevo.

 
Joaquín López durante la Ultra Trail Mont-Blanc 2019
En modo competencia
 
-Días previos lee una y otra vez el reglamento, toma en cuenta el material obligatorio para no tener apuros antes de salir y no tener el riesgo de ser descalificado.
 
-En días previos realiza, además, un análisis completo de la ruta. Daniela Sandoval, reconocida atleta de trail, quien alcanzó un octavo lugar en la Maxi-Race el año pasado, además de analizar la altimetría o el desnivel acumulado, repasa mucho el kilometraje y los tramos más o menos difíciles, según sus características físicas como atleta: “Suelo dar lo mejor de mí en las zonas que sé que son mis fortalezas y descansar en las zonas que son mis debilidades. Así logro una carrera equilibrada para mi cuerpo” dice.
 
-El día de la competencia ten una idea del clima y la temperatura para saber bien qué tipo de ropa usar para la carrera. “A la hora de elegir el equipo para una competencia es muy común que los corredores no sepan bien a qué tipo de terreno van. Por ejemplo, llevar zapatos lisos a una carrera de mucho lodo, o muy técnica, o correr en short cuando toca correr por zonas de mucho pajonal o espinos” dice Joaquín López, quien el año pasado obtuvo el sexto lugar en la Ultra Trail de Mont-Blanc.
 
-Inicia a un ritmo cómodo y, poco a poco, ve acelerando conforme  le proporcionas energía a tu cuerpo. 
 
-Durante la carrera mira siempre el reloj cada 20 minutos y come y toma agua, así no tengas sed o hambre. Esa rutina te permitirá no descompensarte en los últimos kilómetros. 
 
-En cada PC recarga la hidratación y la comida. Tómate el tiempo para analizar el kilometraje hasta el próximo PC para llevar la comida y agua suficientes.
 
-Evita cargar cosas innecesarias en competencia. Los porsiacasos no sirven y agregan peso que debemos cargar durante horas. “En temas de ruta, es muy común que los corredores no se sepan la altimetría y no sepan en dónde hay puntos de reabastecimiento, etc. Llevan en sus mochilas hidratación y comida para cuatro horas, cuando no es necesario; pues lo cierto es que cada hora se puede recargar agua y comida. Por otro lado, cuando ya piensan que todo es bajada a la meta (porque así parece), vienen una o varias subidas  más que, sin tomar las precauciones necesarias desde antes, pueden causar malestar físico y emocional” anota Joaquín. 
 
-Mantén tu estrategia y en momentos duros con cansancio y dolor refúgiate en los paisajes. “No hay mejor motivador que el paisaje que te regalan las montañas. Sumérgete en la naturaleza. Escúchala y disfruta” dice Daniela 
 
-Siempre debes estar atento a la señalética de la carrera. Aunque un corredor esté adelante no lo sigas. ¡Corre atento!
 
 
Daniela, Sandoval, tocando la campana de la Maxi-Race
Después de la carrera
 
-Hay deportistas que sugieren descansar un día por cada hora corrida. Esto no significa, necesariamente, dejar totalmente la actividad. Es importante que el descanso incluya terapia física, y una alimentación e hidratación abundantes, para reponer los electrolitos. También es un buen momento para probar actividades diferentes que disfrutes.
 
-Es importante no forzar el tiempo de recuperación. Escucha a tu cuerpo y toma el tiempo que necesites. No es recomendable competir a semana seguida. Tu plan de entrenamiento y de carreras durante el año debe dejar espacio para el descanso y el entrenamiento entre un evento y otro. Ese lapso de tiempo te permitirá revisar tu técnica, tu desempeño y corregir cualquier tipo de error.
 
 
No Comments

Leave A Comment