HomeActualidadActivos y saludables ¿En medio de la contaminación?

Activos y saludables ¿En medio de la contaminación?

Cada año más personas se unen a las filas del deporte y las preferencias se inclinan por entrenar al aire libre. Pero en medio de la ciudad es primordial tomar algunas medidas para esquivar a los estragos de la contaminación ambiental.

Entrenas al are libre a diario. Te gusta hacerlo en el parque central, que está rodeado de árboles por un lado y, por otro, de los carros que circulan a todas horas por las calles aledañas. Completas una rutina de 10 kms, juegas con los ritmos, te sientes feliz.

¿Pero te has fijado la hora a la que entrenas? ¿qué tantos carros hay cerca del lugar? ¿Es una zona de mucha circulación y demasiado smog?

El ejercicio es saludable, independientemente del medio, por múltiples razones, como la mejora de la salud física en general, especialmente, la salud cardiopulmonar; controla y regula los aspectos hormonales y metabólicos, te ayuda a aliviar el estrés y es un factor que disminuye el riesgo de padecer una gran lista de enfermedades.

El problema al estar expuestos a la contaminación es que los filtros del cuerpo no son tan selectivos al momento de aumentar la frecuencia respiratoria, a causa del ejercicio,  por lo que una mayor cantidad de partículas negativas del aire que respiramos no se filtran y entran fácilmente por entre las paredes de los pulmones. Toda partícula de smog daña las células, incrementa la carga tóxica y tiene el potencial de causar, a corto plazo, asma y problemas respiratorios y, a largo plazo, cuadros más severos como cáncer y otros trastornos crónicos, de pulmón especialmente.

Grupos de entrenamiento como UIO Runners  de Quito y Tótem Running de Guayaquil ‘torean’ a la contaminación sugiriendo una serie de medidas a sus miembros si es que cumplen su rutina en plena ciudad, como entrenar muy temprano en el día. Muchos empiezan a las cinco de la madrugada, cuando hay menos tráfico. Si de correr se trata, la ciudad es ideal para cubrir distancias cortas, como de 5 a 10 km. Para entrenamientos más extensos sugieren espacios naturales como senderos y bosques cercanos o la visita a la montaña los fines de semana.

La deportóloga Gabriela Moreno sugiere estas medidas para entrenar y mitigar los estragos de la contaminación:

Al planificar tu entrenamiento:

  • Escoge las horas (idealmente temprano) y el lugar (alejado unos 15 metros de la calle) de tu entrenamiento, teniendo en cuenta que a horas pico y entre el medio día y las 6 de la tarde es cuando hay mayor carga de contaminación en el aire. Los lugares más expuestos son las calles y las carreteras, con humareda continua. Si estás demasiado cerca de un área contaminada, usa una mascarilla de preferencia.
  • En muchas ciudades hay alertas del nivel de contaminación ambiental. Toma en cuenta este índice para planificar tus entrenamientos. En Quito, por ejemplo, puedes revisar el índice de calidad del aire a través de la red de monitoreo atmosférico (www.quitoambiente.gob.ec). El índice en distintas zonas de la ciudad indica cuáles son los grupos de riesgo a determinadas horas, como personas con problemas cardiacos y respiratorios, asmáticos, niños y ancianos. En México, por su alto nivel de contaminación, se ha creado el App AIRE, para que la población esté continuamente enterada de la calidad del aire, sus riesgos y recomendaciones.
  • De preferencia elige lugares verdes. Parques tipo bosque disminuyen la exposición a la contaminación.

En tu vida diaria:

Cuida tus hábitos para mejorar tu capacidad de eliminar toxinas, resultado de la polución:

  • Ten plantas, flores y hiervas vivas, con alta capacidad de purificar el aire, en los espacios donde pasas el mayor tiempo del día como la oficina, la casa y en especial el dormitorio.
  • Mejora la calidad del aire con ozonización o con el uso de un humidificador. Ayudarán a tus pulmones a expectorar partículas más fácilmente.
  • Ten una exposición a áreas verdes como bosques o jardines botánicos de manera regular. Así purificarás tu cuerpo.
  • Una dieta con menor carga tóxica ( colorantes, preservantes, elementos artificiales y químicos) estimula los procesos internos de desintoxicación, así como lo hace una buena hidratación durante el día.